jueves, 26 de enero de 2012

New York Cheesecake para el fin de semana

El otro día estaba pensando que tarta hacer para mostrar paso a paso y, de repente, me di cuenta que hacía muchísimo tiempo, años, que no hacía un New York Cheesecake. Las tartas de queso están entre mis favoritas y entre las americanas y las alemanas o austriacas pues...no sabría con cual quedarme.

Esta es una tarta que se puede tomar sola, acompañada de fruta o también de alguna mermelada....deliciosa de cualquier manera. Fácil de preparar y...todavía no he conocido a nadie a quien no le guste esta tarta!!

Ingredientes
para un molde de 23cm de diámetro y 7.5cm de alto.
375ml de galletas tipo digestive
50ml de mantequilla derretida
1250gr de queso Philadelphia
300 ml azúcar (1 taza y 1/4)
45ml de harina (3 cucharadas)
1,5 cucharadita de ralladura de limón (7ml)
1,5 cucharadita de ralladura de naranja (7ml)
5 huevos
2 yemas de huevo
1 cucharadita de vainilla (5ml)
50ml de nata (35% mg) (1/4 taza)

Consejos
Es importante que el queso Philadelphia NO sea light.
Recordad siempre que si utilizáis la ralladura de las naranjas y los limones tienen que ser de origen ecológico. A pesar de que lavemos las naranjas y los limones, no se eliminan los pesticidas que permanecen en forma de cera en su cáscara.
El sabor a vainilla es siempre mejor si utilizamos extractos de vainilla naturales, y no artificiales (por ejemplo, el clear vanilla extract no es bueno para las tartas su sabor es muy artificial), también podemos optar por abrir una vaina de vainilla e incorporar las semillas a nuestra masa.
La nata que debemos usar es nata con un 35% de materia grasa, la que se utiliza para montar. La materia grasa del queso y de la nata le van a dar mayor consistencia a nuestra tarta. Podría quedar algo líquida si utilizamos queso light o nata de cocinar o baja en grasa.

Precalentar el horno a 260 grados.

1- Desmenuzar las galletas

2- Mezclarlas con la mantequilla derretida y acomodarlas al fondo del molde. Apretar bien con las manos para que no quede ningún huevo.

 3- Batir el queso con la mantequilla durante unos tres minutos, a continuación incorporar las ralladuras.
 4- Incorporar a la mezcla los huevos y las yemas y batir de nuevo.
 5- Volcar la mezcla sobre la base formada con las galletas.

 6- Meter al horno a 260 grados, previamente calentado, durante 10 minutos. Después bajar el horno a 100 grados y hornear durante una hora.
 7- Enfriaremos durante dos horas y después meteremos al frigorífico durante 4 ó 5 horas antes de servir.
¡Espero que lo disfrutéis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada